Cristaloides: El Ringer Lactato

Ringer Lactato

El Ringer-lactato (o más precisamente, el soluto de Ringer) es una solución cristaloide con soluciones isotónicas al plasma sanguíneo, y líquida de electrolitos en agua.

Los electrolitos como el sodio están naturalmente presentes en fluidos corporales y ayudan en la función de los músculos y nervios, así como en el mantenimiento del pH y en el equilibrio de los fluidos.

La pérdida de electrólitos a través del sudor y la orina es normal, y se repelen por el consumo habitual de líquidos. Si muchos se pierden debido al sangrado, el vómito u otra enfermedad, deben ser inmediatamente repuestos.

¿Pero qué son cristalinoides?

Las soluciones cristaloides, popularmente conocidas como sueros, son las soluciones que contienen agua, electrolitos (sodio, potasio, calcio, cloro … etc) y / o azúcares en varias proporciones y pueden ser hipotónicas, isotónicas o hipertónicas comparadas al plasma sanguíneo. Se administran por vía intravenosa para reponer líquidos y volver a establecer el Equilibrio hidrostático y electrolítico del cuerpo.

¿Para qué uso principal se utiliza Ringer Lactato?

El soluto de Ringer se administra por vía intravenosa a pacientes para la reposición de fluidos y electrólitos perdidos por enfermedad o lesión. La concentración de electrolitos y agua se desarrolla para imitar la composición del plasma sanguíneo. Esta solución se puede prescribir junto con una solución de azúcar (generalmente la dextrosa) para proporcionar una fuente de calorías. El soluto de Ringer también se puede utilizar en combinación con una variedad de medicamentos intravenosos, para diluirlos.

¿Cuál es la composición del Ringer Lactato?

La proporción de electrolitos y agua en el soluto de Ringer está cuidadosamente balanceada para que pueda ser utilizado eficazmente por el cuerpo. En cada 100 ml de soluto de Ringer, hay 600 mg de cloruro de sodio, 20 mg de cloruro de calcio, 30 mg de cloruro de potasio y 310 mg de lactato de sodio. El pH del soluto de Ringer se ajusta para ser 6.6, y un litro de esta solución tiene nueve calorías.

Ringer Simple y Lactato: ¿Cuáles son las diferencias?

Ambos tienen características similares en cuanto a la composición, diferenciándose sólo por el Lactato, que se utiliza para reposición, y contiene más cloruro y más calcio que otras soluciones, haciéndola levemente acidificantes.

¿El Ringer Lactato es más indicado para qué tipos de situaciones?

Su indicación principal es diluir la sangre, en casos donde hay pérdida de éste, para evitar el choque hipovolémico. Es muy utilizado en casos de rehidratación y restablecimiento del equilibrio hidro electrolítico, cuando hay pérdida de líquidos y de los iones cloruro, sodio, potasio y calcio, y para prevención y tratamiento de la acidosis metabólica.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

Como el soluto de Ringer se administra por vía intravenosa, un efecto secundario común es irritación en el lugar de la inyección. Aunque inusual, las reacciones alérgicas, como la hinchazón y la dificultad para respirar, pueden ocurrir. Otros efectos colaterales potenciales son: hematoma o infección en el lugar de la inyección, fiebre, infección de la vena o aumento anormal del volumen de sangre. Edema pulmonar (líquido en los pulmones) e hiperhidratación también son complicaciones potenciales que pueden ocurrir por el uso del soluto de Ringer.

Cuidados de Enfermería al Ringer Lactato

– No deben administrarse simultáneamente en el mismo sitio de la infusión sanguínea debido al riesgo de coagulación.

– La administración intravenosa puede causar sobrecarga de fluidos y / o solutos, resultando en la hiperhidratación, estados congestivos o edema pulmonar.

Curiosidades

El soluto de Ringer es producido por una serie de fabricantes diferentes y puede tener pequeñas variaciones en la fórmula. En general, sin embargo, estas soluciones se consideran isotónicas en relación a la sangre. Esto significa que su concentración es más o menos igual a la sangre sana. Esta solución puede también llamarse Ringer o Ringer-lactato. El soluto de Ringer fue inventado a finales del siglo XIX por el fisiologista británico Sydney Ringer.